escribir-a-mano

En Finlandia se acabó escribir a mano

escribir-a-mano

Hace unos meses, el paradigma del mejor sistema educativo europeo, el de Finlandia, por medio de Minna Harmanen, responsable del Instituto Nacional de Educación de Finlandia, anunciaba que no será obligatoria la caligrafía tradicional seguida (escribir a mano), pero se mantendrá la escritura manual con letra de imprenta y se potenciará el uso del teclado.

Normalmente, se aplauden las iniciativas del país escandinavo en esta materia pero en el caso de empezar a mandar al cajón del olvido la escritura a mano, no estamos tan seguros de lo acertado de la decisión.

Bien. Vamos a echar un vistazo a los beneficios de la escritura en general y, en particular, de la escritura a mano, que es la auténtica, la humana, la de caligrafías imposibles o bonitas en las que cabe leer la personalidad del autor.

Descifrando personalidades

Lo primero, es que en una Times New Roman, por ejemplo, nunca apreciaremos ningún rasgo de quien escribe. Para los buenos observadores, un simple folio escrito a mano cuenta mucho de la historia personal de quien lo escribe. La caligrafía humana debería considerarse Patrimonio de la Humanidad, ¡Tanto guardan unos simples renglones!

¿Se han olvidado los finlandeses de la ilusión que hace recibir una postal con la letra de un querido amigo? ¿Y encontrarte años después con una nota que te pasaron en clase de Matemáticas comentando las tontunas del colegio?

Un cerebro más potente

La escritura a mano, requiere un buen conocimiento de la ortografía y un entrenamiento en la redacción y ordenación de ideas. Al tomar un boli y ponernos a redactar, usamos más áreas del cerebro, nos entrenamos en ser más listos y ágiles, y, además, mejora la capacidad de lectura.

Adiós a los traumas

Es sabido el efecto de la escritura en aquellas personas que necesitan superar un trauma. Ponerse frente a unas hojas de papel y describir el suceso acontecido, los sentimientos que afloraron, el dolor que invadió y las lágrimas que cayeron, es una excelente manera de sacar el dolor y por fin liberarse de la pesada carga.

Los psicólogos la recomiendan en sus terapias, los amigos hablan de sus grandes beneficios a la hora del café, los que han expulsado sus demonios por medio de la escritura a mano dan gracias al mundo por tan sencilla herramienta al alcance de todos.

Orden en la cabeza

Seguramente se habrá visto en la situación de estar liadísimo, no con alguien sino con uno mismo. No sabemos cómo calmar nuestra mente ni cómo proceder. Imaginemos que hay que tomar una decisión y muchas son las dudas; la cabeza dice una cosa, el corazón, otra. Siéntese con un cuaderno y algo para escribir y escriba, escriba, escriba. Nadie lo va a leer, no tiene que estar bien redactado, pero verá cómo fluyen sus ideas y pronto empieza a vislumbrar una salida.

Muchos son los beneficios de la escritura a mano y de saber escribir. Nos consuela que si los finlandeses intuyen el embrutecimiento de sus estudiantes, serán bien rápidos en retomar el lápiz y el boli en las aulas porque lo suyo no es el pan y el circo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *